sábado, 19 de agosto de 2017

#trobadablanes17 parte III

Es la hora de comer y nos dirigimos de vuelta al centro de Blanes.


Toni en la cocina i la Bibiana en la sala de la Balma, nos ofrecieron un platos espectaculares en un ambiente muy acogedor. Un lujo a un precio muy razonable. El menú fue huevos estrellados con sobrasada, butifarra rota de segundo  y el postre después de un largo rato de indecisión, no sabia cual elegir de lo buenos que eran. Por aquello de la nostalgia elegí un bony casero.



 

 

Aún quedaban cosas por ver. Cerca de la ermita de la Antiga se encuentra una de las dos cerveceras artesanas  de Blanes. La Popaire donde nos recibió Cristian Meyemburg que nos eneseño las instalaciones y nos explico con la pasión que caracteriza a los buenos artesanos, sus métodos de producción. 

 

Las Popaires son cervezas elaboradas con ingredientes 100% naturales, sin filtrar ni pasteurizar, de alta fermentación, maltosas y no muy amargas, con el sabor diferente que le da el agua de mar desalinizada con la que la elaboran.

 



  •  TRAMUNTANA

 VOL: 9 % IBU: 65
Cerveza maltosa, de trago largo y con mucho cuerpo, de color marrón cobre, retención de espuma y carbonatación ligeras. Tiene un gusto a chocolate y un aroma a caramelo, sin ser empalagosa.



  • ESCUMA DE MAR


VOL: 3.5 % IBU: 33
Cerveza rubia, ligera, refrescante, de baja graduación alcohólica y bien balanceada en cuanto a la relación entre la malta y el lúpulo. Tiene un aroma afrutado y un sabor más bien dulce.


  • POP ROQUER (BLANDAE)


VOL: 5.4 % IBU: 25
Cerveza bastante ligera pero con cuerpo, de un color dorado intenso. Ofrece un dulzor sutil con un regusto afrutado y con reminiscencias a fresas, gracias a la combinación de maltas caramelizadas.

  • TINTA DE POP


VOL: 6 % IBU: 22
Cerveza elaborada con maltas de cebada tostadas y caramelizadas, que le aportan el color negro característico de esta variedad cervecera y unas sutiles notas torrefactas de chocolate y regaliz.

  • ESCÓRPORA (BLANDAE DOBLE)

VOL: 7 % IBU: 27
Se caracteriza por un aroma suave y por el regusto ligeramente dulce y muy poco amargo que deja a causa de la poca presencia de lúpulo.

 

Y si esto no era bastante Roger de turismo de Blanes, nos tenía preparado un final de fiesta sorpresa. Si las vistas sobre el mar desde el jardín Botànic Mar i Murtra son excepcionales, las vistas de Blanes desde el Castell de Sant Joan son espectaculares. 



 

Del 1002 y propiedad de los vizcondes de Cabrera esta situada a 173 metros de altura en el turó de Sant Joan. Con este paisaje de fondo pudimos probar los cavas Sesvernes, los únicas con uvas cultivadas en Blanes de forma artesana.

 

  • Sesvernes Blanes signature rosado

Garnacha y Monastrell de una única finca, crianza 9 meses. Medalla de bronce al Girovi 2017
Color cereza de intensidad media. limpio y brillante con formación de burbujas finas. Buena entrada en boca agradable y fresco con largo recorrido redondo y equilibrado con un final muy afrutado. El carbónico es fino y muy bien integrado

 
  • Sesvernes brut nature

Xarel·lo y Malvasia de Blanes de única finca crianza entre 24 meses
Tonalidad pálida con matices verdosos, burbuja fina y perfectamente integrado. En nariz aromas de fruta blanca y citricos. En boca fina acidez con suave burbuja con largo recorrido, el cava es redondo y equilibrado con un final de boca de frutos secos


Acabamos visitando la Ermita de Sant Joan de Blanes. Documentada en el año 1377. En el año 1959 la artista de Blanes María Teresa Bedós pinto los frescos del interior. En el 2007 Pilarín Vallés plasmo sus dibujos en las paredes. Merecena la visita son muy interesantes y sorprendentes.